El proyecto de ley que crea una nueva Pensión Garantizada Universal (PGU) permitirá que todas las personas mayores de 65 años, que se encuentren dentro del 80% más vulnerable, reciban un aporte de $185.000, independientemente de su ahorro previsional individual.

Además, las personas que se encuentren entre el 81% y el 90%, recibirán un aporte de cargo fiscal que irá disminuyendo a medida que mejora el monto de su pensión autofinanciada.

Este proyecto permitirá que todos los adultos mayores puedan posicionarse con ingresos por sobre la línea de la pobreza, beneficiando principalmente a la clase media y a las mujeres.

https://www.gob.cl/reformapensiones/