Dijo que la prioridad en este caso debe ser la estudiante del Liceo de Pelluhue, por lo que espera que la Defensoría actúe de oficio para protegerla  durante el proceso, en el que se decretó orden de alejamiento contra el Delegado Provincial de Cauquenes.  “Es triste ver como se intenta sacar provecho político y no hay preocupación alguna por la menor.  Ella debe ser el centro de atención y si la justicia ratifica los hechos, la autoridad involucrada deberá dar un paso al costado y si no, podrá continuar, pero no nos perdamos en que acá lo relevante es la niña”, aseguró la parlamentaria

La necesidad de que la Defensoría de la Niñez actúe de oficio para proteger a la dirigente  estudiantil del Liceo de Pelluhue que denunció amenazas en su contra por parte de un grupo de personas, entre las que se encuentra el Delegado Provincial, Juan Reyes Quiroz, planteó la Senadora por el Maule, Ximena Rincón González, quien llamó a los actores políticos a no sacar provecho de un caso en que la preocupación central debe ser la niña.

En este sentido, la legisladora aseguró que debe haber una preocupación total y absoluta por la adolescente durante todo el proceso en el que ya el Juzgado de Letras y Garantía con competencia en Familia de la comuna de Chanco, decretó una medida de protección a favor de la menor de 17 años, que consiste en una orden de alejamiento a la adolescente por parte del Delegado Presidencial Provincial.

“Acá la prioridad uno no es otra que la seguridad física y psicológica de la dirigenta estudiantil del Liceo de Pelluhue, por lo que espero que la Defensoría actúe de oficio para protegerla durante el proceso. Es triste ver como se intenta sacar provecho político, sin preocupación alguna por la menor.  Ella debe ser el centro de atención y si la justicia ratifica los hechos, la autoridad involucrada deberá dar un paso al costado y si no, podrá continuar, pero no nos perdamos en que acá lo relevante es la niña”, aseguró la parlamentaria.

Añadió que confía en que el Gobierno y más específicamente el Presidente de la República sabrá ponderar los hechos y decidir en consecuencia, pero que mientras ello ocurra debe existir un acompañamiento integral a la menor.

“Hay derechos que deben ser respetados, que discutimos durante mucho tiempo y espero que se actúe con prontitud y eficiencia para resguardarlos”, concluyó la Senadora.